CaracterDaniel 1:8Y Daniel propuso en su corazón no contaminarse con la porción de la comida del rey,  ni con el vino que él bebía;  pidió,  por tanto,  al jefe de los eunucos que no se le obligase a contaminarse.   Carácter

 

En 1964 Los aviones Jet Lear vinieron a revolucionaron la aviación comercial  en el mundo entero. Bill Lear fue su Inventor, quien a su vez fue un aviador y líder de negocios. Su éxito fue inmediato, y rápidamente vendió muchos de sus  aeronaves, pero no mucho después dos de ellas se habían estrellado en misteriosas circunstancias, esto le dejó profundamente consternado.  Lear inmediatamente envió un aviso a todos los dueños para que no volaran sus aviones hasta que él y su grupo pudieran determinar qué había causado las caídas. Lear descubrió una causa potencial, pero había solo una forma segura de descubrir si había diagnosticado el problema correctamente. Tendría que hacerlo en el aire. Era peligroso, pero fue lo que precisamente hizo. Mientras volaba el avión estuvo a punto de perder el control y estrellarse. Pero se las arregló para realizar las pruebas y establecer dónde estaba la falla. Creó una nueva pieza y se la puso a los aviones, eliminando el peligro.

Esto le costó a Lear mucho dinero. El incidente sembró la desconfianza y como resultado, necesitó dos años para reconstruir el negocio. Pero Lear nunca se arrepintió de su decisión. Estaba dispuesto a arriesgar su éxito, su suerte, e incluso su vida para resolver el misterio de esas caídas; pero no su integridad. Y para eso se necesita carácter.

 

Carácter es la cualidad moral y espiritual de una persona que la distingue de las demás por su modo de ser y de actuar. En Babilonia encontramos cuatro jóvenes que prefirieron confrontar graves consecuencias antes de comprometer sus convicciones, eso es un gran ejemplo de carácter. La forma en que tratamos con las circunstancias de la vida dice mucho de nuestro carácter. La crisis no necesariamente forma el carácter, pero sí lo revela. La adversidad es el cruce de dos caminos donde una persona tiene que elegir uno de los dos: carácter o compromiso. Cada vez que escoge el carácter, la persona se vuelve más fuerte, aun cuando esa elección traiga consecuencias negativas. Nuestro carácter es el centro de nuestra personalidad como seres humanos.

 

Cualquiera puede decir que tiene integridad, pero las acciones son el fruto que revela el carácter. Tu carácter determina quién eres. Lo que eres determina lo que ves. Y lo que ves determina lo que haces. Es por eso que nunca se puede separar el carácter de las acciones. Si las acciones e intenciones de la persona están en constante oposición, entonces debemos examinar nuestro carácter para encontrar el porqué.

 

¿QUÉ DEBEMOS SABER SOBRE EL CARÁCTER?

  1. Carácter es más que hablar.
  2. El carácter es una elección.
  3. El carácter produce confianza en las personas.
  4. Nadie puede ir más allá de los límites de su carácter

 

EDIFICANDO NUESTRO CARÁCTER

Habiendo  estudiado todo esto, debemos hacer un examen honesto de la condición de nuestro carácter y pedir a Dios la ayuda de su Espíritu Santo para renunciar a todo aquello que nos perjudica; debemos tener presente que las grietas no detectadas en el carácter solo se profundizan y se vuelven más destructivas con el tiempo.  Aun si pensamos no tener conflictos con algunas de estas áreas, debemos de todos modos preguntarnos si normalmente nuestras palabras y acciones concuerdan. ¿Cumplimos lo que prometemos? Cuando dices que vas a terminar un trabajo, ¿siempre lo terminas? Si le dices a tu hijo que vas a asistir a su recital o a su juego de pelota, ¿estarás allí? ¿Puede la gente confiar en tu apretón de manos como si se tratara de cerrar un contrato?

Debemos entender que el carácter es nuestra más importante posesión.

 

================================================
Fuente de Origen: http://www.somosebenezer.com/caracter
Clasificado como: Crecimiento
Por: Lovel Einstein Figueroa.
facebook.com/somosebenezer
twitter.com/soyebenezer
================================================