Considerando Las Circunstancias. Mat 14:28-30 Entonces le respondió Pedro, y dijo: Señor, si eres tú, manda que yo vaya a ti sobre las aguas. 29Y él dijo: Ven. Y descendiendo Pedro de la barca, andaba sobre las aguas para ir a Jesús. 30Pero al ver el fuerte viento, tuvo miedo; y comenzando a hundirse, dio voces, diciendo: Señor, sálvame.

 

Considerando Las Circunstancias. ¿Dónde está Dios? ¿Por qué no me escucha? Ambas son preguntas naturales que muchas veces vienen a la mente cuando estamos atravesando por momentos de tribulación. Hay una respuesta sencilla; Dios siempre esta donde debe de estar, Dios es soberado y en ocasiones pese a lo que pensemos Él sabe el porqué hace las cosas. Jamás Dios hará algo que no tenga sentido ni beneficio para nosotros aunque Él mismo permita situaciones que a nuestro parecer son difíciles. Muchas veces Dios nos prepara, enseña y forma “mar adentro” como a Sus apóstoles, en algunas ocasiones estará presente físicamente dentro de la barca y otras no. Pero podemos estar seguros que a pesar que no le veamos, Él siempre está en control y llegará en el momento que considera apropiado para nuestra formación y crecimiento.

 

EL apóstol Pedro fue la única persona que registra la Biblia, aparte de Jesús, en haber caminado sobre las aguas. En el momento que se lanza en fe y sale de la barca, no había otra cosa más importante para el que ir hacia Jesús. No sabemos la distancia que camino sobre las aguas, pero si sabemos que comenzó a hundirse cuando quitó su mirada de Jesús, se enfocó en el problema y lo consideró como imposible.

 

Muchas veces somos como Pedro saliendo de la barca, al comienzo todo lo que emprendemos nos sale muy bien, llegamos a todo lugar que nos proponemos, porque en cada una de estas actividades hemos estado actuando con fe y mirando a Jesús. Pero debemos tener cuidado, porque si conocemos al enemigo sabemos que solo es cuestión de tiempo antes que el enemigo levante una tormenta al lado nuestro para desviar nuestra atención y comenzar a dudar de aquellas cosas que creíamos tener control. Al instante consideres tú alrededor como imposible estarás iniciando tu descenso hacia las profundas aguas del fracaso.

 

2Corintios 5:7porque por fe andamos, no por vista”. Andar por vista es andar por lo que nuestros sentidos naturales pueden percibir, las circunstancias son fácilmente consideradas por los ojos. Las circunstancias jamás han sido un buen incentivo para avanzar, todo lo contrarió muchas veces son las que nos impiden que avancemos. Siempre que te propongas hacer algo de parte de Dios necesitas saber que habrá una realidad que tratará de detener, desviar o apartar de tus objetivos. No hay mayor realidad que saber que Dios esta de tu lado.

Hebreos 10:38aMas el justo vivirá por fe” La promesa de Dios es que viviremos por la fe en Él a pesar de lo quiera levantarse a nuestro lado, si son olas embravecidas Dios puede calmar la tempestad, si son lluvias torrenciales Dios puede sosegarlas, vientos huracanados Dios puede enmudecer los vientos. Para Dios no hay imposibles, es especialista en tornarlos posibilidades y las debilidades en fortalezas.

Considerando Las Circunstancias.

======================================================
Fuente de Origen: http://somosebenezer.com/considerando-las-circunstancias/
Clasificado como: Aliento
Por: Lovel Einstein Figueroa.
facebook.com/somosebenezer
twitter.com/ministerioiser
=====================================================