Dónde Está Tu Fuerza¿Dónde Está Tu Fuerza? 2 Corintios 1:9-11 Pero tuvimos en nosotros mismos sentencia de muerte, para que no confiásemos en nosotros mismos, sino en Dios que resucita a los muertos; 10 el cual nos libró, y nos libra, y en quien esperamos que aún nos librará, de tan gran muerte; 11 cooperando también vosotros a favor nuestro con la oración, para que por muchas personas sean dadas gracias a favor nuestro por el don concedido a nosotros por medio de muchos.

¿Dónde Está Tu Fuerza?. Cada uno de los hijos de Dios por ley merecía la muerte por su pecado; pero por la gracia de Dios el acto de pagar por la deuda entera fue cancelado en su totalidad, Cristo nos redimió de toda maldición y culpabilidad. La sentencia de muerte, el acta de decretos que nos hacía ver culpables delante de Dios, Jesús mismo la clavó en la cruz y gracias a ese sacrificio eterno es que hoy puedo ir delante de Dios en completa libertad, porque soy justo delante del trono de gracia, no por meritos ni obra humana; es por el puro afecto de Su amor y voluntad.

Hoy en día existe parte del pueblo de Dios que ignorando este acto, mantiene una vida frustrada llena de temores e inseguridades, no han sido libres ni han recibido revelación del Espíritu Santo, necesitan sumergirse en la palabra de Dios para que por medio de ella y las oraciones de aquellos que vivimos en la verdad, reciban libertad en sus vidas y puedan ser alumbrados sus mentes y corazones.

 

¿Dios haz algo? Alguna vez ha clamado a Dios por ser librado de las presiones de la vida. Creo que todos hemos hecho esta oración muchas veces, pedimos a Dios que intervenga en nuestra vida que esta rodeada de presiones que a veces nos llevan a colapsar en la fe, vivimos cercados de situaciones que no parecen tener fin ni alivio, constantemente somos agobiados por agentes externos que afligen el alma y espíritu. Hay Palabra de Dios para Sus Hijos, Promete ser una fuente inagotable de bienestar y salud, ser su torre fuerte, una fortaleza de la cual podemos asir en cualquier momento de necesidad. Dios ha prometido estar cada día de nuestra vida al lado nuestro para apoyarnos y derramar sabiduría ante todo conflicto que enfrentemos.

Una cosa es el deseo de Dios y otra cual es la acción que tomaremos en esos momentos; de ti y de mi depende de hacer lo correcto, ya Dios hizo lo correcto por nosotros y nos legó Su Espíritu y Su palabra para que por medio de Sus recursos no dilatemos en encontrar la salida a toda situación. Cuando aprendemos a hacer lo correcto, Dios se encargara de hacer alumbrar la dirección que nos conducirá a la victoria.

Necesitemos un gran milagro; es momento de buscar al Dios todopoderoso quien se encargará de producirlo. Por medio de Dios podemos obrar en lo sobrenatural para necesidades físicas, materiales y espirituales.

¿Dónde se originan tus fuerzas? En tus capacidades o en Dios, en tu intelecto o en Su sabiduría, en tus talentos o en Su omnipotencia, en tu confianza materialista o en la providencia de Dios. El salmista aprendió a reconocer que su socorro, sus fuerzas y seguridad no vienen de lo humano, vienen de Dios. La palabra de Dios nos dice que no es con fuerza humana que se logran grandes cambios; es por medio de Su Espíritu.

No ore a Dios por algo que ya le ha otorgado por herencia, aprenda a recibir el legado de Dios. Aprendamos a ser humildes y reconocer el fin de nuestras capacidades humanas y a declarar el favor y los dones de Dios sobre nuestras vidas.

====================================================
Fuente de Origen: http://somosebenezer.com/donde-esta-tu-fuerza/
Clasificado como:  Crecimiento, Paz
Por: Lovel Einstein Figueroa.
 facebook.com/somosebenezer
twitter.com/ministerioiser
=================================================