La FeLa fe es la convicción de lo que no se ve, la seguridad de que recibiremos las cosas que se esperamos. Es en palabras simples: dar por hecho lo que todavía no es (Hebreos 11:1).

Dios en la Biblia hace tres declaraciones enfáticas  con respecto a la fe:

Primero: Sin fe es imposible agradar a Dios (RVA Hebreos 11:6).
Segundo: Para acercarse a Dios, tienes que creer que El existe y que recompensa al que le busca (Heb. 11:6).
Tercero: Todo lo que no se hace con fe o convicción, no agrada a Dios y  es pecado (Rom. 14:23).  

 

A.      LA FE SALVADORA

La fe salvadora es la que Dios regala a toda criatura, que bajo el toque del Espíritu Santo, pueda producir arrepentimiento y la capacidad de creer en Él. Dios no quiere que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento (2 Pedro 3:9).

La fe salvadora no se compra, ni se gana, ni se aprende, es dada por Dios con el fin exclusivo de creer en la sangre redentora de nuestro Señor Jesucristo (Efesios 2:8), porque nadie puede creer en Dios para salvación por medio del razonamiento. Es el Espíritu Santo, quien activa la fe salvadora que nos hace invocar el nombre de Dios para Salvación.

Esto se puede entender al analizar Efesios 2:8

a)      “Porque por gracia sois salvos”                              La salvación es un regalo de Dios.
b)      “Por medio de la fe”                                                 Esta salvación es activada por la fe.
c)       “Y esto no de vosotros, pues es don de Dios”     Es el Espíritu Santo quien activa ese don de fe para salvación.

 

B.      LA FE EN LA VIDA COTIDIANA

El cristiano debe manifestar su fe en todo aspecto de la vida, en sus palabras, en sus acciones, en sus planes, en su adoración cotidiana, en su servicio al Señor y en sus relaciones con otros, etc.  (RVA Juan 3:14-15).

 

C.      LA FE COMO DON ESPÍRITUAL

La Fe es también uno de los nueve dones que el Espíritu Santo da a los santos de la Iglesia, para ministrar el poder de Dios y para la edificación del Cuerpo de Cristo (RV60 1 Corintios 12:9).

Pablo nos exhorta a anhelar los dones mejores, siendo uno de ellos la fe (RVA 1 Corintios 12:31).

 

D.      LA FE COMO FRUTO DEL ESPÍRITU

La fe como fruto del Espíritu es dada al cristiano en el nuevo nacimiento y como cada una de las nueve manifestaciones primarias del fruto del Espíritu Santo, este fruto de fe tiene que ver con el carácter del cristiano.

a)      Es una faceta del fruto del Espíritu (RV60 Gálatas 5:22)
b)      La fe como parte del fruto es necesario cultivarlo para poder participar de él (2 Timoteo 2:6).
c)      Hay que cultivarla con paciencia y dedicación, para que crezca y se fortalezca (Rom. 4:18-20).

 

CONCLUSIÓN

  1. El cristiano debe manifestar su fe en todo aspecto de la vida.
  2. La fe como don del Espíritu Santo solo puede ser impartida por el Espíritu a quien quiera.
  3. La fe como fruto debe cultivarse, para que no se pierdan los beneficios.
======================================================
Fuente de Origen: http://somosebenezer.com/la-fe/
Clasificado como: Fe
Por: Lovel Einstein Figueroa.
facebook.com/somosebenezer
twitter.com/soyebenezer
================================================