Sobrevalorando La AutoestimaSobrevalorando La Autoestima Romanos 12:3  En virtud de la gracia que me fue dada, le digo a cada uno de ustedes: no se estimen más de lo que conviene; pero tengan por ustedes una estima razonable, según la medida de la fe que Dios repartió a cada uno. 

 

Sobrevalorando La Autoestima.Ya hemos dicho que La autoestima es el concepto físico emocional que se tiene de sí mismo, es el sentir interno de lo que representamos hacia nosotros mismos. Y que hay dos legalismos o extremos en lo que fácilmente se puede incurrir si no aprendemos a colocar nuestra estima en el lugar correcto. Tanto la baja estima y la sobrevaloración son perjudícales para nuestra vida espiritual. Ahora nos toca conocer como el orgullo, la mala conciencia y la vanidad de la mente son capaces de conducir una vida a caminar hacia el precipicio del fracaso.

¿Es la alta autoestima mala? ¿Qué hacer cuando somos dotados de dones naturales? Hay dos condiciones que hay que diferenciar: primero es necesario tener autoestima; tener la posición moral y espiritual de saber quiénes somos, que tenemos y que podemos alcanzar gracias al poder de Dios que actúa en nosotros. Y segundo no debe haber sobrevaloración de la autoestima la cual es el tema a tratar y que el Apóstol Pablo manda reflexionar con cordura utilizando los parámetros de la fe.

 

Es bueno tener seguridad en sí mismo, pero consientes que nuestra seguridad está basada en la confianza que tenemos en Dios, no en nosotros mismos, que nos son mis capacidades, ni habilidades y fortalezas las que me hacen estimarme fuerte y firme. La sobrevaloración lleva a la persona a elevar su ego tan alto que los conduce a creerse superiores que los demás, que como ellos no hay dos, que son los superdotados, los más inteligentes y sobresalientes del planeta; demandan toda clase de atención pues son los indicados para resolver los conflictos personales y los ajenos. El orgullo, la egolatría, la vanidad de la mente, son tan solo alagunas actitudes incorrectas que se desbordan de un corazón saturado de la sobrevaloración de sí mismo. Otro error común que manifiesta, es que son número uno en ver las faltas en los demás, especialistas en identificar las debilidades y lo que otros necesitan hacer para mejorar. A la hora de delegar da mucho trabajo por considerar a otros incapaces o con poca capacidad para hacer bien las cosas. Personas con esta enfermedad tienen a confundir lo bueno hacia lo malo, la paja en vigas, y las posibilidades en estorbos. Se consideran los hombres orquestas capaces de realizar todas las tareas simultáneamente, y no se especializa en ninguna.

 

NO te dejes arrastrar por las oportunidades de la vida, por la belleza natural que tienes, por el privilegio de haber podido estudiar, o porque nunca has padecido escases de talentos innatos. Nada de esto puede justificar el hecho de considerarte superior, y hacer sentir menos a tu prójimo. Haz un alto e inicia tu camino hacia la humildad, permite que al Espíritu Santo realizar Su trabajo en ti corazón, renuncia a toda superioridad la que con certeza te conducirá al rechazo. Dios a todos nos hace especiales y diferentes, con la capacidad de forjarnos un futuro, alcanzar metas y realizar sueños.

Sobrevalorando La Autoestima

Baja Autoestima?

Autoestima Conmensurada?

===================================================
Fuente de Origen: http://somosebenezer.com/sobrevalorando-la-autoestima
Clasificado como: Autoestima
Por: Lovel Einstein Figueroa.
facebook.com/somosebenezer
twitter.com/ministerioiser
==================================================== 
                                                                                               Su opinión es de mucho valor apreciamos su VOTO