Un Lugar En El CieloUn Lugar En El Cielo. Juan 14:2 En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros.

 

Myer Pearlman dice: “Dios creó al hombre para que le conociera, amara y sirviera en este mundo, y disfrutara de su comunión eterna en el mundo venidero”

 

Un Lugar En El Cielo. Hay una promesa de parte Dios para todos aquellos que formamos parte de Su cuerpo. Esta es acerca de un lugar que Dios ha determinado como destino final de sus hijos, aquellos que le han declarado en la tierra mediante la fe en Jesucristo y cada día le buscan fielmente. La más grande compensación que podemos recibir en esta vida está en los cielos, “la casa de Dios”, “el paraíso”, “país celestial”, “la ciudad de Dios”. Que maravilloso es poder comprender que un día veremos cara a cara a Dios, este es el gran premio de la carrera que tenemos en esta vida. Todos y cada uno de nosotros necesitamos vivir cada día con este anhelo, expectación y convicción de que su destino final es el cielo mismo, donde haremos morada eterna con Dios.

¿Cómo es el cielo? ¿Cómo será nuestra vida en el cielo? ¿Qué haremos en ese lugar?

En la casa del Padre, hay muchas moradas, no hay nada más refrescante que nos inyecte fe que ver hacia arriba al cielo. En la tierra aun los mejores palacios no son seguros ni eternos. “voy a preparar lugar”, nos habla de que su misión de ir al cielo es de acondicionarnos el lugar donde un día vamos a tener comunión con él. No es posible hacer una comparación terrenal con la belleza y majestad del cielo. Imagina por un momento el paisaje más hermoso que has visto, la belleza natural que tus ojos han contemplado, aun nada de eso que hayamos conocido en esta tierra no es comparable con la belleza de lo que nos espera en esta bendita ciudad. No habrá llanto, dolor ni muerte, no habrá hambre, ni sed, veremos a Dios tal como es.

El cielo será un lugar de recompensa. ¿Qué haremos al llegar al cielo? Muchas cosas, pero lo primero será unirnos en matrimonió espiritual con el Señor Jesús. Todos los que formamos parte de Su cuerpo, que estemos preparados y esperando como la novia a Su amado, nos encontraremos con Cristo para celebrar las bodas del cordero. Después todos nos presentaremos de forma individual a declarar lo que hemos y dejado de hacer en la tierra, la actitud de nuestro servicio, vamos a recibir de acuerdo a la obra que hemos realizado. Las Coronas serán Entregadas como premios por la labor que hemos realizado, cada una de ellas serán distintivas y las portaremos con honor pues serán el resultado de nuestra obediencia, esfuerzo y sacrificio. Participaremos del árbol de la vida, el mana escondido, Alimento Especial. Los vencedores recibirán Un nuevo Nombre, cambiaremos de vestiduras, etc.

Hay promesa de un destino final para todo creyente en Cristo que haya permanecido fiel, que busque la paz y la santidad. El cielo mismo será la misma gloria de Dios en su máxima expresión. La mejor bienvenida y recepción que jamás hemos experimentado nos espera cuando nos unamos con Jesucristo por la eternidad. El deseo de Dios es que todos podamos participar en este evento. Si todavía no estás listo hoy todo puede cambiar, si le reconoces como Señor de tu vida El mismo te reconocerá en los cielos. Abre tu corazón a Dios para que entre y haga en él su morada y así El mismo te dará una morada en los cielos.

 Un Lugar En El Cielo.

====================================================
Fuente de Origen: http://somosebenezer.com/un-lugae-en-el-cielo/
Clasificado como:  Crecimiento
Por: Lovel Einstein Figueroa.
 facebook.com/somosebenezer
twitter.com/soyebenezer
=================================================